Posts Tagged consejos

¿Son mejores las lamparas LED para la salud?

¿Son las lámparas de secado de uñas tecnología LED mejores para la salud que las lámparas UV?

Son mejores porque el tiempo de exposición a la radiación es menor, pero no evitan el daño, pues las lámparas de secado LED para uñas tienen radiación UV. Son también mejores porque no emiten tanto calor, evitando también el riesgo de irritaciones en la piel.

Para evitar el daño, tanto en lámparas de secado LED como UV, es tomar precauciones, de la misma manera que las tomamos cuando nos bronceamos en una máquina de rayos UVA o cuando tomamos el sol en la piscina o la playa.

No es mi intención alarmar, porque seguramente recibimos mas radiación diariamente, cuando paseamos o conducimos y no creo que vayamos a padecer un cáncer por ello, pero si he observado que personas con la piel mas sensible, han sufrido irritaciones al contacto con el finalizador del gel, (el que no necesita limpiador) pues al ser éste mas fluido y porque la tendencia de las clientes es mirarse las uñas inclinándolas de tal manera hacia ellas, que en muchas ocasiones penetra en la cutícula y que al contacto con la luz UV+calor, se produce una reacción que si no se remedia puede conducir a una alergia a los productos acrílicos y geles.

Quiero recordar que la composición de los geles es la misma que la de los acrílicos, pero al no ser los geles tan fluidos y quedar estables en la zona donde se aplicaron, no existe este riesgo. También que la piel mas fina y sensible de la mano es la de la zona de la cutícula por lo tanto mas propensa a dejar penetrar cualquier agente que ocasione una irritación.

Consejo: si utilizamos el top coat finalizador del gel, evitar que la cliente incline la mano hacia ella; no tocar con el finalizador la piel; si aplicamos primeramente un protector solar en la cutícula, mejor y siempre masajear la misma, después de terminado el servicio, con aceite especialmente creado para cutículas (no sirve cualquier otro), pues este producto neutraliza las sustancias químicas en la piel.

Aceite de cutícula

Creo que todos los que lean este post conocen el aceite de cutícula, es un básico en todas las técnicas de uñas artificiales. Pero no se si todos conocen la importancia de su uso.

Cuando realizamos un trabajo de uñas artificiales, ya sea de gel ó acrílico, hemos limado la uña natural para quitar la grasa y el brillo de la superficie, después volvemos a limar la uña artificial para darle forma, rozando la zona de la cutícula con la lima y la pulidora. Hemos aplicado deshidratador, primer, limpiadores, etc. Todo esto, por mucho cuidado que tengamos a la hora de trabajar, hace que la uña y la cutícula sufran una pequeña agresión que debemos compensar con nutrición.

Se que cuando hacemos uñas de gel o terminamos el trabajo con un finalizador gel-laca de máximo brillo no podemos poner aceite porque este brillo no sella bien la uña quedando la superficie poceada. Si el aceite lo aplicamos después del secado en la lámpara UV, a veces se matiza el brillo, por ese motivo muchos técnicos optan por no aplicar el aceite. Pero si después de toda la agresión causada, aplicamos un gel-laca,  con la misma composición básica del acrílico, que en la mayoría de los casos, porque la cliente inclina su mano hacia ella, penetra en la cutícula y después aplicamos 3 minutos de secado en lámpara con luz ultravioleta y calor, el riesgo de que se produzca un principio de alergia o sensibilidad a los acrílicos es muy alta.

El aceite de cutícula aporta esa nutrición a los tejidos, dando flexibilidad y fortaleciendo la parte de la uña que toma contacto con él de esa manera la uña seguirá creciendo sana y la cutícula flexible y no se abrirá ni producirá padrastros. Por lo tanto es preferible utilizar el aceite aunque sea una vez concluido el trabajo y aunque no nos quede tanto brillo, en cuanto el aceite desaparezca de la superficie de la uña artificial, aparecerá el brillo de nuevo.

Mi intención no es alarmar ni dramatizar sino prevenir los problemas que me han ido contando y he ido observado durante algunos años de trabajo en el salón: si mantenemos las uñas fuertes y sanas, reduciremos el riesgo de padecer sensibilidad y alergias a los productos para uñas artificiales, de hecho a mis clientes les aconsejo que compren un frasco de aceite para aplicárselo cada día en su casa.

¿Que uñas se llevan?

En las uñas al igual que en la ropa y el cabello, se lleva todo. Pero las tendencias actuales que marcan moda vienen dadas por los productos para uñas más novedosos y me estoy refiriendo en este caso a los esmaltes-gel permanentes.

No todo el mundo desea y puede llevar las uñas largas, ya sea por el trabajo de desempeñe o por su estética personal, pero a casi todas las mujeres les gusta llevar una manicura bien hecha. El problema radica en que el esmalte en una manicura dura muy poco y el ritmo de vida de la mujer actual le impide mantener sus uñas perfectas.

Con los esmaltes-gel permanentes se ha conseguido mantener la manicura durante 3 semanas sin que el esmalte se estropee. Esto ha hecho que muchas mujeres opten por este estilo de manicura, añadiéndole arte y decoraciones muy divertidas que le aportan un toque de glamour, sin necesidad de llevar las uñas largas.

Pero ojo! las que nos gustan las uñas largas, también podemos seguir la tendencia de moda, pues como escribí al comienzo, todo vale, uñas largas, cortas, cuadradas, ovaladas, estilete, etc… la clave está en llevar lo que mejor se adapte a tu anatomía y estilo de vida. Ahora es mas divertido llevar las manos arregladas.

¿Que es mejor, uñas de gel o acrílico?

Esta es la pregunta del millón. Si a alguien que este leyendo este post no le han hecho esta pregunta alguna vez, que levante la mano.

Hoy, una cliente me lo ha vuelto a preguntar y aparte de explicárselo, he pensado: este será el post del día.

Como ya expuse anteriormente en el blog, el gel se creo como una alternativa al acrílico dental que se utilizaba hace muchos años para hacer las uñas esculpidas, ya que éste era muy rígido y dañaba las uñas y el gel al ser mas flexible minoraba el daño y tenía un aspecto mas bonito y natural.

Actualmente, los acrílicos de nueva generación han mejorado de tal manera que la flexibilidad y el aspecto es igual de natural que el gel y hace que la uña no sufra ningún daño.

Hay quien piensa que el gel es mejor porque daña menos la uña, esta información es errónea, pues la composición química del gel es casi idéntica al acrílico y si el técnico hace bien las uñas, no habrá daño en ningún caso.

Por supuesto que hay diferencias, ventajas y desventajas entre las dos técnicas, por eso cada uno elige la que mas le gusta a la hora de trabajar pero en ningún caso se debe decir que el gel es mejor que el acrílico ni viceversa.

Una diferencia: el acrílico endurece al aire y con calor, el gel endurece con luz UV.

Una ventaja: el gel es muy difícil que se despegue de la uña, el acrílico,si se rompe una esquinita se puede construir en el aire.

Existen mas diferencias, vosotros ya las conocéis, también más ventajas. En cuanto a las desventajas las podemos eliminar sino nos ponemos límites; yo utilizo gel ó acrílico dependiendo de las necesidades e incluso mezclo los dos productos, por ejemplo: Si tengo una cliente que se le despegan las uñas siempre le pongo primeramente una capa de gel transparente y después construyo la uña con acrílico. Y si quiero mas transparencia en un diseño le cubro con gel transparente.

¿Decepcionada con las uñas esculpidas?

La impresión que causa a primera vista, esta profesión, es que es muy fácil de aprender y que con una pequeña inversión puedes conseguir una gran fuente de ingresos. Este es un hecho que pocas veces se confirma, porque mucha gente lo intenta de manera equivocada.

  • La primera equivocación es pensar que se puede aprender a hacer uñas en cuatro o cinco días.
  • La segunda equivocación consiste en competir bajando los precios para conseguir clientela.
  • Y la tercera es dedicarte a la enseñanza, porque si no has aprendido bien, es imposible enseñar lo que no sabes.

Pero no pasa nada, desde aquí intentaremos ayudar a corregir estas equivocaciones.
Tanto si eres una persona que se dedica a hacer uñas esculpidas y no te encuentras satisfecha con tu trabajo y el resultado, como si eres cliente y no te gustan las uñas que te han hecho o te han dañado tu uña natural, no dejes de intentarlo, por lo menos,  una vez mas, pero esta vez de manera acertada.

               

Cuando busquemos un Salón de Uñas ó una Academia, vamos a seguir los siguientes pasos:

Nos fijaremos en que condiciones llevan las uñas las personas que nos van a atender. No nos sirve “En casa del herrero cuchillo de palo”.

  • Pediremos una demostración del servicio que vayamos a solicitar y tampoco vale “para estar bella hay que sufrir”.
  • Si vas como cliente, no te preocupes si el técnico/a tiene poca experiencia, lo importante es que haga el trabajo muy bien, aunque tarde un poco más. Todos hemos empezado de la misma manera y hemos necesitado gente que confiara en nosotros, antes de coger experiencia.
  • Pero si vas como alumno/a, si debes exigir mucha experiencia y capacitación. Como no podemos saber si el educador/a sabe transmitir sus conocimientos correctamente, podemos sugerir que nos presenten a algunos de sus alumnos para comprobar su preparación.
  • Si eres cliente, no escatimes en el precio, porque la diferencia entre un sitio u otro puede ser de 10,15 o incluso 20 Euros, que es una cantidad de dinero que gastamos una vez al mes, pero la diferencia en calidad puede ser muy grande y el riesgo de salir dañada en mas grande aún.
  • Si tienes verdadera vocación, inténtalo de nuevo en una buena Academia y es muy importante que el curso de iniciación dure mas de 100 horas, por debajo de ese tiempo es muy difícil aprender bien y realizarte como profesional satisfactoriamente.