Que nos ha pasado?

Erase una vez un tiempo en el que eran solo unos pocos los que se dedicaban a una extraña profesión: Técnico de uñas esculpidas. Estoy hablando de hace mas de 50 años.

Estos técnicos habían aprendido su profesión de la mano de los que las inventaron y sabían que, durante mucho tiempo, tendrían que practicar y trabajar para ir perfeccionando lo que habían aprendido.

Pronto comenzó a extenderse la popularidad de estas uñas y había una necesidad de formar y entrenar más técnicos para cubrir la demanda del mercado. Así que éstos técnicos/as, con mucha experiencia ya, comenzaron a preparar a otros de la misma manera que hicieron con ellos.

Pero un día a alguien se le ocurrió la genial idea que, solamente con mirar como le hacían las uñas a ella, podría poner un salón de uñas y además academia. No les voy a juzgar, porque este trabajo parece, a simple vista, muy fácil de ejecutar y con una pequeña inversión económica, si se es un poco atrevida…, pues ya tenemos todos los ingredientes para hacer una gran faena.

Pero para poder competir con una gran academia, o proporcionas la misma calidad ó bajas mucho los precios y reduces el tiempo de formación. De esta manera esta academia vio como sus aulas se llenaban de aspirantes a técnicos de uñas  que pensaron que  en  poco  tiempo y con poco  dinero podrían alcanzar el estatus social y económico del que gozaban los/as técnicos de uñas hasta el momento, desconociendo que no estaban en las mejores manos para aprender y conseguir su propósito.

De todas estas tandas de gente sin preparación adecuada, salieron técnicos y formadores que fueron extendiendo como un cáncer la enseñanza que les habían dado, equivocada y precaria, dando la impresión de que para aprender esta profesión hacia falta tomar un “cursillo” de unos pocos días solamente y que habría un público que se conformaría con un mal trabajo en sus uñas, si se le cobraba baratito. De hecho así ha sido, hay un sector del público que es consumista, conformista y le importa mas  el hecho de conseguir un buen precio bajo, que una gran calidad. Pero cuando la salud queda resentida por un trabajo agresivo en sus uñas, optan por quitárselas y extienden la idea, con razón, de que llevar las uñas artificiales durante algún tiempo daña las naturales, creando así una mala fama en nuestra profesión que no coincide con la realidad de los que hacemos un buen trabajo.

Es también un error pensar que si hay mucha gente haciendo las uñas muy mal, tendremos mas negocio para nosotros, que las hacemos muy bien, pues una clientela dañada por un mal trabajo, es una clientela, en el 80% de los casos, que nunca se arriesgará a probar de nuevo e insisto, extenderá su experiencia a otras personas que nunca intentarán comprar estos servicios.

Este post no va dirigido solamente a los buenos profesionales, va dirigido principalmente a todas las personas que por error, desconocimiento o porque sientan que han vivido engañados, intenten cambiar la tendencia y empiecen por tomar una buena formación y enseñanza de las Uñas Artificiales con Técnicos Master de prestigio y profesionalidad reconocida y empiecen a seguir los pasos, aunque lentos, seguros para conseguir ser buenos Técnicos de Uñas Artificiales.

desp_mariangelesSi no puedes conseguir uñas como las de la foto, deberías pararte a pensar:

.Cuanto tiempo duró el curso que tomé?

.Como hacía las uñas la persona que impartió el  curso?

Y si hice el curso con la persona idónea:

.Me gusta realizar este trabajo?

.Soy apta/o para hacerlo?

No todo el mundo es válido para hacer cualquier cosa, ni todos podemos ser médicos, ni arquitectos, ni fontaneros… cada persona tiene unas cualidades y una valía personal que le hace apto para determinadas profesiones. Entonces te digo que, lo has intentado y no lo has conseguido, si sientes pasión por este trabajo, sigue luchando y lo conseguirás, pero si no te hace feliz, busca otro camino para tu realización personal y encuentra la vocación que te proporcione tu salario.

1 comentario
  1. Hola.

    Soy una aficionada de todo lo que tiene que ver con las uñas. Estoy muy de acuerdo en todo lo que dices en este temario, de hecho yo fui una victima por años de estas personas llamarse tecnicos profesionales en uñas y que a la larga, mis uñas naturales quedaron porosas, debiles, esteticamente feas, gracias al trabajo y mantencion de estos “profesionales”. Yo, soy una aficionada de las uñas, me gusta el tema y comenze yo misma a colocarme uñas acrilicas con tips, esculpidas y hacerme la manicure, es increible lo mucho que mejoraron mis uñas naturales despues que yo misma me las hago. Estoy tomando cursos de tecnico en uñas y leyendo mucho online sobre el tema ya que mi intencion es dedicarme a este rubro, pero quiero dedicarme cuando sienta seguridad de que las uñas de otra persona no sufriran ni seran victimas como yo lo he sido de otros.