La manicura en los hombres

MANICURA-HOMBREA principios del siglo XX antes de los años 40, antes de que la mujer tuviera independencia económica, eran los hombres, los mayores consumidores de manicura.

En el momento en que la mujer entra en el mercado laboral y dispone de medios económicos, comienza a cuidarse las uñas y a utilizar cremas y brillo.

¿Y ahora? Por qué los hombres no le dan tanta importancia al cuidado de las manos y las uñas?

Quiero decir una cosa a los hombres: Cuando les vemos de lejos, está claro que el físico es lo primero que resalta; en algunos chicos puede ser primero la cara y luego el resto del cuerpo o al revés dependiendo del momento.

Una vez determinado el aspecto general comenzamos a fijarnos en su estilo, consciente o inconscientemente nos fijamos en cómo va vestido, si nos agrada o no, su peinado, su ropa y si está cerca incluso su olor y perfume.

Después de haber superado ese escaner general que no dura más que algunos segundos comenzamos entonces a fijarnos en detalles más importantes: en sus ojos, sus manos, su boca, su risa…

Ya sabes si vuelves a escuchar nuevamente aquello de: “yo lo primero que miro de un hombre son sus manos”  puedes pensar que eso es mentira, pero y… ¿ si fuera verdad?