La cruda realidad

feria uñas peq

Si has decidido ser Técnico de uñas, has hecho una gran elección.

La paga es buena, los horarios flexibles, y a la vez creas obras de arte y haces sentir bellas a tus clientes y a la vez, ellas siempre agradecidas, alagan tu trabajo.

Algunos días, piensas incluso que no estás trabajando, porque te encuentras, más que con clientes, con amigos

Pero quiero aclarar una cosa: no siempre todo esto es así y hay que estar preparado para asumir ciertas cuestiones.

Al principio, las horas son largas, porque no tienes suficientes clientes. Hay días que el  trabajo no es tan bonito. Y hay clientes que no son tan amistosos.

Pero si dedicas el tiempo libre a aprender y escuchar de los técnicos que ya tienen éxito, si no te rindes a mitad de camino y procuras mejorar y trabajar duro para

poder  servir mejor a tus clientes, descubrirás que  ser técnico de uñas es una carrera muy gratificante.