Historias sobre uñas esculpidas

En 1934, un dentista de Chicago (EEUU), con los productos dentales, creo una uña artificial para solucionar el problema de las uñas mordidas.

Después de unos años de investigación, en 1957, se crearon definitivamente las “Uñas de Porcelana”, utilizando los productos para la formación de prótesis dentales. El nombre que identifica

ba a este tipo de uñas (de porcelana), venía dado por el color del producto y porque los dentistas llamaban así a las piezas dentales hechas con los mismos productos acrílicos.

Durante varios años se siguieron utilizando productos dentales en la creación de las Uñas Artificiales. Siguiendo la estela de los avances en prótesis dentales, también se empezaron a utilizar geles en la industria de las uñas, buscando el menor daño posible a la uña natural, pues el gel es mas flexible y ligero.

Bego rojas

Décadas antes apareció la envoltura de fibra de vidrio y seda para la reparación de uñas rotas, imitando las técnicas que utilizaban las manicuristas, con el papel de las bolsitas de te, filtros de café o papel de fumar.

A mediados de los años 90 se crearon las uñas esculpidas en blanco y rosa, imitando la manicura francesa que se realizaba con esmaltes. Posteriormente y unos años después, el lado libre se esculpía en color. En esta década los productos para uñas, tanto acrílicos como geles han sufrido una transformación y un avance tecnológico, de manera que proporcionan a una belleza y naturalidad en las uñas artificiales nunca vistas y una minoración del daño en la uña natural.

A finales de los 90, se empiezan a crear diseños artísticos en las uñas artificiales con aerógrafo y para el año 2000, los diseños ya son esculpidos con los propios acrílicos de colores y posteriormente también con geles.Los últimos avances ocurridos en las uñas artificiales ha sido la gran variedad de estructuras de las que podemos disfrutar en la actualidad: cuadradas, ovaladas, estilete, punta de lanza, edge, etc. Con diferentes nombre según el país donde se realicen.