Monthly archive for agosto 2014

Esteticista del pie vs podólogo

antes anondespues reconstruida

 

 

 

 

 

 

 

Aviso a esteticistas: la Sanidad Española desde hace unos años prohibe terminantemente utilizar cuchillas y bisturis en los servicios realizados por esteticistas en el embellecimiento del pie. Nuestra misión es mejorar el aspecto del pie y de las uñas, retirando superficialmente las durezas en la piel, hidratándola y nutriéndola con cremas y lociones, limpiando y retirando la cutícula y cortando o limando las uñas. A muchas mujeres y a algunos hombres, les gusta, además, llevar las uñas maquilladas con esmaltes de color. Estamos preparadas para asesorar a nuestros/as clientes en el caso de observar alguna anomalía o enfermedad en esta parte de nuestra anatomía, porque en los cursos que hemos recibido así nos lo han enseñado y desviarlos al especialista médico cuando es necesario. Podemos aplicar aceite de arbol de té porque es un aceite esencial natural, no medicamentoso, que mejora algunos problemas de la piel, pero jamás ni podemos recetar ni aplicar ningún medicamento.

Aviso a podólogos: Como doctores titulados, están autorizados a intervenir quirúrgicamente y recetar medicamentos, y por lo tanto pueden dar solución a muchas anomalías y curar algunas enfermedades. Pero si un paciente tiene un problema  y el podólogo le aconseja que se deje intervenir para matarle la matriz por un problema de uña encarnada y el resultado es la pérdida de la uña, pues antes de llegar a ese extremo, deberían desviar a su paciente a un técnico de uñas de confianza, para que intente solucionarle el problema, haciendo una construcción con gel o acrílico. La belleza no esta reñida con la salud, mas bien creo que van unidas, porque el buen estado anímico que produce el sentirse agradable a la vista de los demás ayuda a mejorar el estado físico.

El cliente de la fotografía ha quedado muy satisfecho, pues después de muchos años escondiendo los pies, por fin ha podido andar descalzo por la playa sin complejo.

Aviso a deportistas: a causa del calzado que a veces hay que utilizar para practicar ciertos deportes, las uñas de los dedos pulgares sufren lesiones y a fuerza de perder la uña, el espacio ungueal se va cerrando e incluso la matriz del lecho se ha dañado, haciendo que la uña crezca deformada y encarnándose, causando mucho dolor e infecciones. Las revisiones del pie con un podólogo y la prevención yendo a la esteticista del pie, evitará males mayores.

Naturales o esculpidas?

Mejorada 1Vino a que le hiciera una manicura, con esmalte normal.
Al ver sus uñas, le recomendé que se hiciera uñas acrílicas porque mejoraría la forma. Utilizando la técnica del pinching, la uña aparece mas estrecha y estilizada.
Ella regresó una semana después, se las hice sin alargamiento, y el resultado fue el de la foto. Antes con sus uñas terminadas con manicura y después con las uñas acrílicas

Memorias de una Técnica de Uñas. Capítulo 37

copaDia 16: He conseguido convencer a los médicos de que me den el alta en el hospital y poder marchar a mi casa con mis hijos.

Han sido muchas sensaciones, muchas palabras, muchos recuerdos en mi mente durante muchas horas en las que no podía mas que observar a mi alrededor y darme cuenta de lo pequeños que somos y lo grandes a la vez. Pude darme cuenta del poder de nuestra mente y no puedo presumir de haberla controlado pero si de haberla utilizado a mi favor, consiguiendo curarme en solo dieciséis días, en contra del pronóstico y sorprendiendo a los médicos que llevaban casi treinta años en la unidad de quemados del hospital La Paz y dijeron que jamas había ocurrido algo así.

La convalecencia de mis heridas y de las secuelas que dejaron en mi la intubación, que me produjo una estenosis traqueal y que me hizo pasar por el quirófano tres veces hasta quedar totalmente restablecida, duró tres años en los que no pude trabajar y apenas tenía diez clientes a las que les hacía las uñas, que era perfecto para no perder la práctica y mantener la habilidad.

En el momento que tuve el alta médica, alquilé un espacio en una peluquería donde hacía uñas esculpidas y maquillaje. Poco a poco o mejor para no mentir, muy rápidamente hice una buena cartera de clientes que con el boca a boca, como se suele decir, me trajeron mas clientes y como Madrid es muy grande y no todo el mundo tenía facilidad para trasladarse hasta la peluquería, también hacia las uñas a domicilio a alguna cliente que otra.

Comencé de nuevo,  en una escuela de estética, a dar cursos de uñas esculpidas. Por entonces yo utilizaba los productos para uñas O.P.I.  y los esmaltes Essi, que son con los que empece en Judy Cray, pero en esta Academia, utilizaban de otra marca que para mi gusto no eran tan buenos, pero que con mi experiencia y mi pincel,  podía utilizarlos para hacer uñas perfectamente. Las alumnas después de muchos días de curso, se sentían incapaces de hacer una uña medianamente bien y pensaban que no eran aptas para hacer ese trabajo. No se si hice bien, porque eso era ir en contra de la Empresa que me tenía contratada, pero la causa por la que yo impartía cursos y formaba mi propia competencia, no era ni mas ni menos que para evitar que en la calle hubiera malos técnicos haciendo mal la uñas y por lo tanto no podía permitirme dejar que esas chicas, obtuvieran su diploma sin haberlo conseguido y un día llevé mis productos y mis pinceles y los puse a disposición de las alumnas para que intentaran hacer unas uñas como las que yo hacía en la demostración y para su sorpresa descubrieron que no eran torpes, sino que no usaban los productos adecuados. Yo por entonces no distribuía productos de uñas y me permití la licencia de aconsejar a la directora del Centro que compraran la misma marca que yo utilizaba, explicándole las ventajas de ello a lo que ella me dijo exactamente estas palabras: la marca de productos que tenemos nos resulta mas rentable, por lo tanto, debes convencer a las alumnas de que es el mejor.

Decidí abandonar ese trabajo, porque iba en contra de mis ideales. Probablemente hice mal porque la perjudicada era yo, pero no me arrepentiré jamás de seguir mi instinto, porque lo que pierdo por un lado, con el tiempo lo gano por otro.

Memorias de una Técnica de Uñas. Capítulo 36

Makeup-Ideas-12-640x579Allí mi cometido es ayudar a mi equipo a conseguir un territorio, para ello tengo que matar a mis enemigos, utilizando cualquier método a mi alcance y procurando a la vez que ellos no me maten a mi. Como soy una mercenaria, gano oro con cada asesinato y con ese oro puedo comprar mas armas que me faciliten mi “trabajo”. Soy muy habilidosa y mi instinto asesino me precede pero en el interior de mi alma brota la nobleza que me acompaña en todos los mundos en los que vivo y no puedo evitar arriesgar mi propia vida por salvar a un compañero, muriendo mas veces de las que me puedo permitir y que me impide la mayoría de la veces ser la líder de mi equipo.

En ese mundo tengo la tesitura de  que si asesino yo a todos los enemigos, mis compañeros se enfadan porque no les he dejado a ellos las muertes para así conseguir oro y poder, si no mato, a veces también se enfadan porque ellos no lo han conseguido y el enemigo los ha matado y esperaban que yo llegara a tiempo para salvarles… como en todos los mundos, es difícil acertar y dar gusto a todos y en el momento que lo desean. Pero poco a poco voy desarrollando una habilidad que es la intuición que me ayuda a intentar molestar lo menos posible y dejar que cada uno siga su camino por la jungla en la que se desarrolla la vida y la muerte, ayudando a ganar la batalla y el territorio que es lo que importa, sin esperar nada de nadie y sin importarme la opinión de los demás, simplemente guiándome por mi instinto y paradógicamente recibo mas honores de los que no me conocen, que son mis enemigos, como rival honorable que de mis amigos como compañero de equipo.

Últimamente he decidido unirme a equipos donde me aceptan como soy, sin juzgarme, sin exigencias, me ayudan a ser mejor cada vez y no les importa si ganamos o perdemos, solo desean ser felices y de esta manera casi siempre conseguimos el éxito.

Memorias de una Técnica de Uñas. Capítulo 35

noche y dia

Ahora en estos momentos he regresado a este mundo, con el recuerdo, a veces, de los estragos que he causado y  con el propósito de no cometer esos mismos errores aquí y sin darme cuenta he entrado en otro mundo paralelo, donde soy una ninja condenada a vagar en soledad, llamada Akali.

Memorias de una Técnica de uñas. Capítulo 34

hibiscus

Resultados garantizados

alumna nicolettaEs muy difícil determinar cuanto tiempo ha de durar un curso para que sea productivo, ya que en el resultado intervienen muchos factores, el primero y principal es que a  la persona que lo va a recibir le apasionen las uñas, segundo que cuente con algo de habilidad y mucha paciencia y por último que la persona que imparta el curso tenga mucha experiencia haciendo uñas y  facilidad para transmitir todos sus conocimientos, si ademas utiliza buenos productos, el resultado esta garantizado.

Si le falta la habilidad, esta se puede sustituir por esfuerzo y tesón, la paciencia y la pasión no tiene sustitutivo y si no recibes la formación e información adecuada, por mucho tiempo que te dediques a practicar, será muy difícil llegar a hacer unas uñas correctas y bonitas.

En estas fotos se puede comprobar el resultado de un trabajo realizado por una alumna al tercer día de curso: una uñas esculpidas acrílicas naturales. Ella cumplía con todos los requisitos y  nosotros pusimos los nuestros. A ella le queda mucho tiempo todavía para aprender todo lo necesario y llegar a ser una buena profesional, pero va por muy buen camino.

Los productos utilizados la formación que impartimos son siempre  primeras marcas, como EzFlow, IBD, China Glaze, Gena.

practica nicoletta

Memorias de una Técnica de Uñas. Capitulo 33

radianteEn los mundos paralelos estamos las mismas personas, sobre un paisaje exactamente igual en todos, pero donde los hechos pueden variar algo o mucho.

Desee durante tanto tiempo que mi día se duplicara, osea que en vez de 24 horas tuviera 48 que, como muchos deseos que nacen desde el fondo de mi alma, me fue concedido y pase a vivir una vida en este mundo y otra en un mundo paralelo, donde todo estaba en su sitio y me encontraba con las mismas personas conocidas e iba conociendo paralelamente gente nueva.

Había una diferencia notable y es que en este mundo, en el que me encuentro ahora mismo escribiendo, llevo una vida convencional, tengo hijos, perros,  un salón de uñas esculpidas, la gente que me quiere conocer me aprecia… vamos como la de la mayoría de la gente y en en otro, soy una depredadora, aniquilo y consumo hasta la extenuación todo lo que toco o se me antoja.

Allí, la voluptuosidad y belleza, que poseo desde que nací, sume a los hombres en un abismo de deseo  que con cinco años de edad, un hombre se vio obligado a abusar de mi y me imagino que habrá vivido con un pesar y remordimiento toda la vida, del cual me siento responsable.

Como con esa edad, ni era consciente del daño ocasionado ni sabia como expresar lo ocurrido, me torne histérica y con los años muy rebelde; producto de esto sentí la incomprensión de mi familia y cuando tuve edad para elegir mi destino, decidí que nada ni nadie podría conmigo y sería tan fuerte que no necesitaría a nada ni nadie para sobrevivir.

Llegué a ser tan fuerte que se me olvido protegerme de mi misma

 

Memorias de una Técnica de Uñas. Capítulo 32

RamasLa enfermera que en ese turno me cuidaba,  empezó a hacerme preguntas, quizá para distraerme o por simple curiosidad y entre otras, me preguntó que si estaba trabajando y cual era mi profesión. Yo le conté como pude a lo que me dedicaba, pues con los tubos en la boca me resultaba bastante difícil hablar, pero con tal de que no se marchase de mi lado, me esforcé en explicarle en lo que consistía mi trabajo, mostrándole mis uñas esculpidas perfectas, libres de esmalte, pues ella misma me lo había retirado cuando ingrese la primera noche en urgencias. Cuando insistí en que mis uñas eran artificiales y que llevaban una capa de acrílico encima, pues ella al principio no se lo creía al verlas tan naturales, la observé confusa y me explicó que no comprendía como el monitor había medido bien el oxigeno en la sangre. Le pedí que me lo explicara y entonces me dijo que podía haber tenido problemas, porque la pinza que se pone en el dedo pulgar cuando te anestesian o te sedan es para medir la saturación del oxigeno en la sangre detectando el color de la uña, si está sonrosada es que entra suficiente oxigeno y si se torna de color morado quiere decir que hay una falta del mismo  y si encima de la uña hay algún producto que impide detectar el color, la información sería errónea. Inmediatamente la tranquilicé explicándole que la medición fue correcta porque el color del producto que yo utilizaba y en ese momento llevaba sobre mis uñas era transparente por ese motivo no se dieron cuenta de que mis uñas eran esculpidas.

No era consciente de la gravedad de mi accidente y tenía la impresión de que únicamente estaba allí para curarme unos días y después me iría a casa  como si nada hubiera ocurrido. Lo que mas deseaba era estar y ver a mis hijos y aunque me decían los médicos que tendría que estar allí entre tres y cuatro meses, me daba igual, era  yo la que  decidiría lo que tendría que hacer; yo sabía como estaba mi cuerpo y sabía que estaba curada.

Día 15 después del accidente. Me dicen que me van a pasar a planta hasta terminar mi total recuperación, justo después de retirarme todos los vendajes que cubrían mi cuerpo y hacerme las curas pertinentes. Me explican que me han hecho injertos, con piel de mi muslo y brazo izquierdos  y que las curas son dolorosas y por lo tanto deben darme un calmante previamente. Que probablemente hay que repetir algún injerto porque a veces hay rechazo e insisten en que debo tener paciencia y asumir mi larga estancia en el hospital.

Mi hijo esta convencido de que existen mundos paralelos y así es la única manera en que puedo dar explicación a lo ocurrido desde entonces hasta ahora mismo. Yo creo que pase a un mundo paralelo y puede que haya regresado hace poco.